"Cuando se hace la historia de un animal, es inútil e imposible tratar de elegir entre el oficio del naturalista y el del compilador: es necesario recoger en una única forma del saber todo lo que ha sido visto y oído, todo lo que ha sido relatado por la naturaleza o por los hombres, por el lenguaje del mundo, de las tradiciones o de los poetas".

Michel Foucault-Las palabras y las cosas


domingo, 3 de enero de 2021

EL CÓNDOR ANDINO (Vultur gryphus) SEGÚN VON TSCHUDI

 


1- Le Condor. Grabado de los hermanos Hippolyte y Polydor Pauquet 


El naturalista suizo Johann Jakob von Tschudi recorrió la puna peruana  hacia 1841 y allí conoció y retrató en su relato a la gran ave sudamericana. Su narración resulta interesante a pesar de las inexactitudes que contiene como las medidas del cóndor, el poder de su olfato y la capacidad de sus dedos para alzarse con una presa.

También sugerimos ver en este blog ver las siguientes entradas:

http://historiaszoologicas.blogspot.com/2012/02/el-mensajero-del-sol-condor-andino.html

http://historiaszoologicas.blogspot.com/2012/02/el-mensajero-del-sol-condor-andino_24.html

http://historiaszoologicas.blogspot.com/2020/06/el-tero-serrano-o-lic-lic-vanellus.html



2- Condor Vulture – Dibujo de J. C. Whichelo.




“En estas alturas estériles, la naturaleza contiene su influencia promotora tanto de la vida vegetal como animal. La muy escasa vegetación apenas puede extraer nutrientes del suelo poco amigable, y los animales evitan esas tierras salvajes, lúgubres y desamparadas. Sólo el cóndor se encuentra en su elemento nativo en medio de estos desiertos montañosos. En las inaccesibles cumbres de la Cordillera esa ave construye su nido y sus crías eclosionan en los meses de abril y mayo.”


 

3- Condor


“Pocos animales han alcanzado una celebridad tan universal como el cóndor. Esta ave fue conocida en Europa, en un período en el que su tierra natal se contaba entre esas fabulosas regiones que se consideran escenarios de maravillas imaginarias. Se escribieron y leyeron los relatos más extravagantes sobre el cóndor, y se concedió crédito general a todas las historias que los viajeros trajeron del mágico país del oro y de la plata. Fue solo a principios del presente siglo que Humboldt desmintió las extravagantes nociones que antes prevalecían respecto al tamaño, la fuerza y ​​los hábitos de esa extraordinaria ave.”

 


4- Caza de Cóndor Andino.
Grabado de Pierre-Frédéric Lehnert, sobre bosquejo de Claudio Gay.



“El cóndor adulto mide, desde la punta del pico hasta el final de la cola, de 1.47  a 1.52 m; y de la punta de un ala a la otra, de 3.65 a 3.96 m. Esta ave se alimenta principalmente de carroña: sólo cuando lo impulsa el hambre se apodera de los animales vivos, y aun así sólo de los pequeños e indefensos, como las crías de ovejas, vicuñas y llamas. No puede levantar grandes pesos con los pies, que, sin embargo, usa para colaborar con el poder de su pico.

 

5- Condor macho y hembra. Dibujo de Gustav Mützel

 


La principal fuerza del cóndor reside en su cuello y en sus patas; sin embargo, cuando vuela, no puede llevar un peso que exceda de 3.6 a 4.5 kg. Todos los relatos de ovejas y terneros que se llevan los cóndores son meras exageraciones.”

 

6- Condur Vulture, Dibujo de John Latham



“Esta ave pasa gran parte del día durmiendo y se cierne en busca de presas principalmente por la mañana y por la noche. Mientras se eleva a una altura más allá del alcance de la vista humana, el cóndor,  de aguda visión, discierne a su presa en las planicies elevadas debajo de él, y se lanza sobre ella con la rapidez de un rayo. Cuando se pone un cebo, es curioso observar la cantidad de cóndores que se reúnen en un cuarto de hora, en un lugar cerca del cual no se había visto antes ninguno. Estas aves poseen los sentidos de la vista y el olfato en un grado singularmente poderoso.”

 

7- Der cuntur. Dibujo de L. C. Tyroff



“Algunos viejos viajeros, Ulloa entre otros, han afirmado que el plumaje del cóndor es invulnerable a una bala de mosquete. Este absurdo ni es digno de ser desmentido; pero es cierto, sin embargo, que el pájaro tiene una singular tenacidad vital y que raras veces se le mata con armas de fuego, a menos que se le acierte en alguna parte vital. Su plumaje, especialmente en las alas, es muy fuerte y grueso. Por lo tanto, los nativos rara vez intentan disparar al cóndor: por lo general lo capturan con trampas o con el lazo, o lo matan con piedras arrojadas con hondas, o con las boleadoras. En la provincia de Abancay se practica un curioso método para capturar vivo al cóndor. Un cuero de vaca fresco, con algunos fragmentos de carne adheridos a él, se extiende sobre una de las planicies de altura, y un indio provisto de cuerdas se arrastra por debajo del mismo, mientras que otros se colocan en emboscada cerca del lugar, listos para ayudarlo. En cierto momento, un cóndor, atraído por el olor de la carne, se lanza sobre la piel de vaca, y entonces el indio, que se esconde bajo de ella, agarra al pájaro por las patas y las ata con fuerza dentro del cuero, como si fuera una bolsa. El cóndor capturado bate sus alas y hace intentos ineficaces para volar; pero lo aseguran rápidamente y lo llevan triunfante al pueblo más cercano.”

 

8- Sarcorhamphus gryphus. Litografía de Bauerrichter & Co.

 


“Los indios citan numerosos casos de niños pequeños que han sido atacados por cóndores. Es muy cierto que esos pájaros son a veces extremadamente feroces. El siguiente suceso fue de mi conocimiento mientras estaba en Lima. Tenía un cóndor que, cuando llegó por primera vez a mi posesión, era muy joven. Para evitar su fuga, tan pronto como pudo volar, le ataron una pata con una cadena, a la que se sujetó un trozo de hierro de aproximadamente 2.7 kg de peso. Tenía un gran espacio para andar, y arrastraba el pedazo de hierro detrás de él todo el día. Cuando tenía un año y medio se fue volando, con la cadena y el hierro atados a la pierna, y se encaramó a la aguja de la iglesia de Santo Tomás, de donde fue espantado por los jotes. Al bajar a la calle, un negro intentó atraparlo con el propósito de llevarlo a casa; ante lo cual agarró a la pobre criatura por la oreja, y se la arrancó completamente. Luego agredió a un niño en la calle (un niño negro de tres años), lo tiró al suelo y lo golpeó en la cabeza con tanta fuerza con el pico que el niño murió a consecuencia de las heridas. Esperaba haber traído vivo ese pájaro a Europa; pero, después de estar en el mar durante dos meses en nuestro viaje de regreso a casa, murió a bordo del barco a la latitud de Montevideo.”

 

Tschudi, J. J. von. 1847. Travels in Peru, during the years 1838–1842, on the Coast, in the Sierra, across the Cordilleras and the Andes, into the primeval Forests. 2 vols. New York: Wiley & Putnam

 

Créditos de las imágenes

 

1-Cuvier, Frederic. 1829.  Oeuvres complètes de Buffon, augmentées par M. F. Cuvier ... de deux volumes supplementaires offrant la description des mammifères et des oiseaux les plus remarquables découverts jusqu'a ce jour. Vol XIX. Paris: F. D. Pillot.

2-Perry, George. 1811. Arcana, or, The museum of natural history. London :Printed by George Smeeton for James Stratford.

3-Pycraft, W. P. 1908. A book of birds. London :Sidney Appleton.

4-Gay, Claudio. 1854.   Historia física y política de Chile según documentos adquiridos en esta república durante doce años de residencia en ella y publicada bajo los auspicios del supremo gobierno. Atlas. Tomo Primero. Paris :E. Thunot y Cª.

5-Lydekker, Richard. 1893-1896.  The royal natural history. Vol IV, Secc 7. London and New York :Frederick Warne & Co.

6-Latham, John.  1821-1828.  A general history of birds. Winchester :Printed by Jacob and Johnson, for the author.

7-Wolf, Johann. 1818-1822.  , 1765-1824. Abbildungen und Beschreibungen merkwürdiger naturgeschichtlicher Gegenstände. Nürnberg :Im Verlag des Conrad Tyroff'schen Wappen-Kunst-und Commissions-Bureau's.

8-White, Adam. 1855. A popular history of birds: comprising a familiar account of their classification and habits. London :Lovell Reeve.


Traducción e investigación: Alex Mouchard

1 comentario:

  1. Muy interesante! Felicitaciones
    Si querés ver fotos de aves, te invito a mi blog

    https://avesdecordobayargentina.blogspot.com

    Saludos!

    ResponderBorrar

OTEANDO DESDE MI VENTANA A UN CARPINTERILLO, EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

 La presente nota nos fue aportada por el arqueólogo Jédu Sagárnaga, desde Bolivia, a quien mucho agradecemos. Jédu Sagárnaga   Introduc...